miércoles, 21 de marzo de 2018

No Me Llores Cuando Muera

No me llores cuando muera. Pues nunca más te escucharé.
Aunque grites allá afuera. Tu desesperación no miraré. Ya muerto no me pidas perdón. Pues no podría perdonarte. Una vez en el lúgubre cajón. No podría ya contestarte. No me lleves flores. Pues no podre olerlas. No importan los colores. Tampoco podre verlas

No te lamentes en mi ausencia. No te lamentes en mi lejanía. Deja tranquila tu conciencia. Pues yo ya no tendré la mía. No podrás cambiar las cosas. No podrás mejorar el futuro. Te llevarías a tu casa tus rosas. No las necesitaré, te lo aseguro

No pienses en el pasado. Que no podrás cambiarlo. Si hoy no lo has intentado. Después no podrás lograrlo. No te desveles velandome. Que nada ganaras. No importa si estas llorando.
Nada cambiaras. Haz lo que debas ahora. Que aún tenemos tiempo.

Quizá algún día llegara la hora.
No me llores cuando muera. Pues nunca más te escucharé. Aunque grites allá afuera. Tu desesperación no miraré.

Los Hijos No Te Dejan Hacer Nada

El otro día una mujer le decía a otra, antes de ser mamá viaja, disfruta, descansa, porque luego los hijos no te dejan hacer nada.

Y tiene razón...

Los hijos no te dejan hacer nada.
No te dejan dormir.
No te dejan bañarte.
No te dejan comer despacio... No no... No te dejan comer.
No te dejan...
No te dejan hablar por teléfono.
No te dejan medirte ropa en la tienda.
No te dejan viajar ligero.
No te dejan ir al baño.
No te dejan.
Los hijos no te dejan hacer nada.
No te dejan estar triste.
No te dejan perder el tiempo.
No te dejan retroceder.
No te dejan dar menos del máximo.
No te dejan estancarte.
No te dejan decir no puedo.
No te dejan ser cobarde.
No te dejan de enseñar.
No te dejan de inspirar.
No te dejan de alimentar el alma.
No te dejan hundirte.
No te dejan rendirte.
No te dejan de hacer reír.

Los hijos no te dejan hacer nada...

Nada que no sea ser mejor, nada que no sea ser feliz...

domingo, 18 de marzo de 2018

Poema Al Cocinero

Como negar la pasión y el denuedo del sensible cocinero
Si es tan paciente y religiosa cual si fuera un misionero
Tu carrera de brigada la inicias pelando papas
Con trabajo y mucho esfuerzo vas cumpliendo las etapas

Vocación y gran talento son los dones que dios quiso
Para hacerte cocinero en el momento más preciso
Te pasas todo el día fabricando mil sabores
Que brotan de la alquimia de ingredientes y sazones

Fantasías con recetas que no tienen horizontes
Eres nómada y viajero todo el mundo lo recorres
Tienes aires de grandeza y orgulloso el corazón
No hay contienda que tu pierdas siempre tienes la razón

Hierves caldos, mezclas salsas que sabrosas son tus viandas
Todo el mundo a ti te adora por lo rico que sazonas
Los secretos bien se basan en los que llaman mire poix
Es la mezcla más perfecta y equilibra la verdad

Armas ataditos con hierbitas de conjuro
Para luego darle vida a la pócima de embrujo
Te quemas, te cortas y soportas mil tensiones
Tu labor es de soldado que resguarda los fogones

Las sartenes y las ollas todas ellas te acompañan
Son las fieles compañeras que te apoyan en campaña
Luces blanca la chaqueta y un hermoso delantal
Tiene historia de mil guerras y de corte militar
Tu cabeza es coronada con la toca que es sagrada
Te da rango en la brigada y así mandas la parada
Fuego dicen las partidas en las líneas de cocina

Todo el mundo se prepara y el servicio se avecina
La gloria nos espera ya tenemos comensales
La alegría que sentimos cuando prueban los manjares
Muy sabroso todo estaba felicítenos al Chef
Es el anhelado premio y nos llena de placer
Que fatiga que te causan las jornadas y los días
Que te olvidas de la vida y de tu buena familia

No conozco un cocinero que sea estable en el amor
No hay mujer que lo resista con su genio y con su hedor
Dios te guarde noble hombre que das vida al paladar
Solo espero con gran ansia esa obra hecha manjar.

sábado, 10 de marzo de 2018

Te Acostaste Con Él????

¿Te acostaste con él ? te pregunté temiendo escuchar tu respuesta.
"Sí, perdóname". Me respondiste en voz baja, con la cabeza agachada mirando hacia el suelo.
En ese momento se me derrumbó el mundo por enterarme de aquello a lo que todo hombre teme.
No pude decir nada porque un nudo se atravesaba en mi garganta y una daga atravesaba mi pecho. Ira, tristeza, decepción y dolor me embargaron el alma.

"Sólo fue una vez, te lo juro, no lo he vuelto a ver, fue un momento de debilidad". Me dijiste .
Pero igual eso no disminuyó mi vergüenza, ni evito que mi autoestima de varón se fuera a la mierda.
Tampoco alivió mi pena el hecho que me dijeras que no sentías nada por esa persona, que sólo cediste a sus pretensiones movida por tus deseos de mujer, y cegada por el resentimiento hacia mí después de esa acalorada discusión aquella tarde.
Lo sé, fue un momento de debilidad y lo entiendo, tal vez los tragos que compartieron te animaron a hacer lo que hiciste. O tal vez porque te pareció atractivo y sabias que desde hacía rato él "te tenia ganas" quisiste vivir un rato loco.
Pero ninguna razón lógica me hará sacar de mi mente lo ocurrido. Sé que aún me quieres, que estás arrepentida, pero comprende que no es fácil lidiar con esto. No es fácil verte desnuda cuando te voy a hacer el amor y que venga a mi mente ese amargo recuerdo de que otro hombre te tuvo, que otro poseyó y mancilló tu cuerpo y también mi honra. Recuerdo tus lagrimas, también que me dijiste que me querías mientras me pedías perdón. Créeme que tuve que hacer un gran esfuerzo para no levantarte la mano, porque en ese momento me dominaba la ira, y me alegra que haya sido así, pues los golpes no hubieran solucionado nada.

Ese día salí de la casa destrozado y anduve como un loco caminando por las calles, pasaba saliva cada vez que recordaba lo que hiciste, y torturaba mi mente imaginando las cosas que ese hombre te hizo en la intimidad.
Cada instante de nuestra historia lo he proyectado en mi mente cual si fuera una cinta. He llorado pensando en esos maravillosos momentos que nos unieron e hicieron amarnos.
Ahora perdí la confianza y el temor de un nuevo engaño no me deja en paz.

Me has hecho ver que lo lamentas, estos días has aguantado en silencio mis reclamos y me has pedido que no te deje y te perdone. Hemos tenido sexo un par de veces y ha sido un momento tenso, que yo poco he disfrutado y tú tampoco, porque en tus ojos veo que estás muy avergonzada.
Por eso pienso que por ahora es lo mejor, lo siento , no puedo con esto. Te perdono, perdóname tú, no sé si vuelva, pero por ahora solo puedo decirte adiós.

(Carta de un hombre que se marchó )

jueves, 8 de marzo de 2018

Día De La Mujer

¡Cómo te quiero mujer!.

Te quiero tranquila, deseo que dejes de cargar el mundo sobre tus hombros.
Deseo que dejes de poner a todo mundo encima tuyo, así sean tus padres, tus hijos, tus amigos o tus jefes.
Que dejes de comerte lo que sobra para que no vaya a la basura.
Necesito que entiendas que no podrás cambiar el mundo.
No podras ayudar a todos los que te necesitan y estar para los que te aman, si no empiezas a amarte.
Necesito que te Ames como amas a todos los demás, que te vuelvas tu principal prioridad y que no te trates como opción.
Que dejes de posponer el salón de belleza y  de ofrecerte a tomar la foto para no salir en ella.
Yo te quiero tanto que podría sentarme a escucharte en un parque, en una banca. Ni el café me haría falta.
Yo no te quiero a dieta, ni delgada, ni loca de fitness.Te quiero sana, te quiero guapa, te quiero así, divina, pero con las ganas de hacer las paces contigo, con esa mujer que ya se dejó el cabello desatendido y no recuerda cuando fue la última vez que estrenó algo.
Porque pararte frente al espejo a ponerte linda, no te hace menos mamá, menos tía, menos abuela, menos  mujer, menos esposa o profesional.
Porque mientes al decir que nadie te mira, ¡te miras tú!
Tú, tu primer, verdadero y leal amor,
Tú, tu juez más duro,
Tú, tu gran saboteador.
Tú, quien no se perdona.
Tú, ¡la persona más importante en tu vida!
Yo quiero que te dediques un momento a hacer algo para ti, una lectura, un proyecto, una caminata, una visita que te ayude a ti a sacar el dulce y confrontar lo amargo, y verás que la palabra PERDÓN, cuando viene de una misma para consigo misma, es una gran bendición.
Crece una mujer independiente, sabia, ¡feliz! El mejor y único compromiso es amarse y respetarse a sí misma.

Te quiero así: grande, única y feliz.            
💃🌹🌺💕

Feliz dia de la Mujer hoy y siempre ❤

miércoles, 7 de marzo de 2018

Si Te Vas A Enamorar

Si te vas a enamorar, hazlo bien.

Hazlo de quién valga la pena.
De con quién no tengas que forzar nada.
Hazlo de quién quiera conocer todo de ti, desde tu color favorito hasta tu secreto mas obscuro.
Enamórate de quién ame tu risa y aguante tus prisas.

Si te vas a enamorar, hazlo bien.

Hazlo de quién quiera a tu familia, quién la sienta como suya. De quién le guste presumirte, enseñarte a todo el mundo.
Enamórate de sus defectos, virtudes, y complejos.
Enamórate de quién será un buen padre, una buena madre, y un gran abuelo.

Si te vas a enamorar, hazlo bien.

Hazlo con quién sientas un mismo latido.
Con quién puedas embonar. Con quién lea tu mente.

¡Eso! Enamórate de quién tenga poderes. En especial el “poder” de hacerte sentir bien.....

miércoles, 7 de febrero de 2018

Las Cuatro Leyes De La Espritualidad

Las 4 leyes de la espiritualidad.

La primera dice:

“La persona que llega es la persona correcta”, es decir que nadie llega a nuestras vidas por casualidad, todas las personas que nos rodean, que interactúan con nosotros, están allí por algo, para hacernos aprender y avanzar en cada situación.

La segunda ley dice:
“Lo que sucede es la única cosa que podía haber sucedido”.
Nada, pero nada, absolutamente nada de lo que nos sucede en nuestras vidas podría haber sido de otra manera. Ni siquiera el detalle más insignificante. No existe el: “si hubiera hecho tal cosa…hubiera sucedido tal otra…”. No. Lo que pasó fue lo único que pudo haber pasado, y tuvo que haber sido así para que aprendamos esa lección y sigamos adelante. Todas y cada una de las situaciones que nos suceden en nuestras vidas son perfectas, aunque nuestra mente y nuestro ego se resistan y no quieran aceptarlo.

La tercera dice:
“En cualquier momento que comience es el momento correcto”.
Todo comienza en el momento indicado, ni antes, ni después. Cuando estamos preparados para que algo nuevo empiece en nuestras vidas, es allí cuando comenzará.

Y la cuarta y última:
“Cuando algo termina, termina”.
Simplemente así. Si algo terminó en nuestras vidas, es para nuestra evolución, por lo tanto es mejor dejarlo, seguir adelante y avanzar ya enriquecidos con esa experiencia.